Destrucción de existencias

Destrucción de existencias: Cómo deducir gastos ante SUNAT

La destrucción de existencias es un proceso crucial para las empresas, permitiéndoles manejar mercancías que han perdido valor o están en mal estado. En este artículo, exploraremos los aspectos clave que las empresas deben considerar para deducir los gastos asociados a esta destrucción frente a la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT).

¿Qué es la destrucción de existencias?

La destrucción de existencias implica inhabilitar materiales o bienes, como mercancías vencidas, deterioradas u obsoletas. Este proceso busca que la desvalorización de estos bienes se considere como un gasto deducible en las declaraciones de impuesto a la renta de las empresas.

Procedimientos esenciales

1. Gasto por destrucción de existencias

Las normas fiscales permiten a las empresas deducir como gasto la destrucción de existencias debidamente acreditadas. Es crucial comunicar este acto a la SUNAT, utilizando como prueba la destrucción ante notario público.

2. Comunicaciones a la SUNAT

La Resolución N.º 000237-2023/SUNAT establece las pautas para las comunicaciones previas de destrucción. Detalles como dirección, fecha, hora y especificaciones de las existencias a destruir deben consignarse de manera clara en la comunicación.

3. Informe que sustenta la destrucción

El informe post destrucción debe contener información detallada, desde nombres del contribuyente hasta el método de destrucción empleado. Este informe se presenta a través de SUNAT Virtual dentro de los cinco días hábiles posteriores a la destrucción.

Aspectos administrativos

La SUNAT emite automáticamente constancias de recepción tanto para comunicaciones como para informes, garantizando un registro adecuado del proceso.

Casos especiales: notario público

En situaciones donde la destrucción se realiza ante notario público, se debe presentar el acta o constancia en SUNAT Operaciones en Línea dentro de los diez días hábiles posteriores al acto de destrucción.

Este proceso de destrucción de existencias no solo permite a las empresas gestionar eficientemente sus inventarios sino también asegura una deducción de gastos de manera transparente y conforme a las regulaciones tributarias. La comunicación efectiva con la SUNAT y el seguimiento de los procedimientos establecidos son esenciales para un proceso tributario sin complicaciones.


También te puede interesar: Guía de Remisión Electrónica Transportista: Todo lo que necesitas saber para cumplir con SUNAT en 2024

Otras noticias