Una normativa de transparencia y certidumbre

Una normativa de transparencia y certidumbre

El Decreto Legislativo 1492, que aprueba disposiciones para la reactivación de las operaciones de la cadena logísticaSe enfoca en atender y ajustar los procesos de la cadena logística frente al impredecible y trágico momento por el que atraviesa no solo nuestro país, sino el mundo (y consigo todos los sectores económicos). Recordemos que, en la actualidad, el estado de emergencia afecta, sobre todo, a las pequeñas y medianas empresas. Lo que esta iniciativa busca es brindar transparencia y certidumbre en los costos que se generan a lo largo de la cadena logística, mas no fuerza procesos que induzcan a confrontación de la libre contratación de prestación de servicios en el comercio exterior. Por el contrario, busca mejorar el nivel de competitividad.Ahora, el comercio exterior en el Perú ha perdido nivel de calidad y, sobre todo, seguridad, debido a los aún burocráticos procedimientos, las limitaciones en la infraestructura y la metodología de trabajo, que cuenta con poca iniciativa en la búsqueda de mejoras e innovación para la prestación de los servicios dados por los operadores de comercio exterior. Los dos principales puntos en los que se genera controversia por el Estado y de la empresa privada que brindan servicios aduaneros son: Primero, sacar adelante el proceso de digitalización de trámites logísticos para los sectores público y privado. Aquí debería primar el uso del principio de facilitación del comercio exterior, el cual busca que los servicios aduaneros esenciales lleguen a ser de uso más sencillo, para contribuir con el desarrollo sostenido del país, además de la correcta ejecución del control aduanero, con la entrega de normas que regulan la emisión, transferencia, uso y control de documentos e información soportada por medios documentales o electrónicos que gozan de plena validez legal (artículo 4 LGA). Segundo, la transparencia de la cadena logística, que busca el pago justo de aquellos conceptos que hayan sido elegidos y contratados de forma libre y acordados de modo bilateral. En este caso, debería primar el uso del principio de participación de agentes económicos, donde el Estado promueve la participación de estos agentes con la asignación de funciones al sector privado, y se dictan normas para que, progresivamente, se permita su participación en la prestación de los diversos servicios aduaneros en el país, bajo el constante y transparente control de la administración aduanera. La prioridad debe ser pensar en el bien común y buscar un punto de equilibrio, al margen de lo lícito y permisible. Aquí, el gran ganador debe ser el país frente al impacto del nuevo coronavirus. Autor: El Peruano Fuente: elperuano.pe Fecha: 12/7/2020

Otras noticias