Consejos de gestión de facturas para pequeñas empresas

Consejos de gestión de facturas para pequeñas empresas

Consejos de gestión de facturas para pequeñas empresas

La mejor forma de gestionar efectivamente las facturas es desarrollando y siguiendo una estrategia para generarlas, enviarlas y rastrearlas. Si estás al tanto de la gestión de la gestión de facturas, crearás a un flujo de caja consistente, aliviarás las preocupaciones de la contabilidad y, sobre todo, te ahorrarás tiempo valioso. Antes de que envíes la siguiente factura, aplica en tu empresa los siguientes consejos de gestión de facturas para pequeños negocios.

1. Elige la plantilla correcta para facturas

No existe una plantilla para factura que funcione para todos los proyectos debido a que los planes de pago funcionan diferente en varios proyectos. Antes de que te comprometas con el cliente, recomendamos discutir el cronograma de pagos más adecuado para ambas partes. Estas son algunas opciones que debes considerar:
  • Facturas provisionales: En lugar de pagarte una suma total al final del proyecto, puedes acordar emitir una serie de facturas provisionales al completar ciertas labores.
  • Facturas recurrentes: Si tienes un compromiso continuo con el mismo cliente, con frecuencia lo mejor es optar por programar facturas recurrentes. Algunos software de facturación te permiten habilitar pagos automatizados en facturas recurrentes para que puedas garantizar el pago en intervalos que establezcas con el cliente.
Al final de proyecto, ya sea que utilices facturas provisionales o recurrentes, siempre es ideal enviar una factura final que sume todos los pagos hechos previamente. Si aún hay pagos pendientes, puedes cobrar el monto final en la factura final.

2. Gestiona las facturas online

gestion-facturas

Una de las formas más eficientes de gestionar las facturas es hacerlo online. Al lidiar con facturas y pagos de papel, tu negocio es propenso a retrasos en ambas partes. Las soluciones de e-f@acturación te permiten rastrear todo en el panel del programa o en la aplicación móvil. Asegúrate de buscas un software que te permita acceder a las facturas en diversos dispositivos. Nunca sabes si necesitarás gestionar las facturas en el camino.

3. Evita retrasos comunes

Incluso si eliges la plantilla correcta para tus facturas y las envías de forma digital, aún hay algunos retrasos que pueden los dueños de pequeños negocios. Estos son algunos problemas que puedes evitar:
  • Los plazos de pago no son claros: Al acordar un cronograma de pagos, asegúrate de que los plazos estén claros y bien definidos. Sugerimos no dar al cliente más de quince días para realizar la cancelación. Además, es una buena idea cargar una tasa por mora si se pasan del tiempo establecido.
  • Enviar la factura el día equivocado de la semana: Sé muy estricto con cuándo envías las facturas. Recomendamos enviarlas los martes o jueves, pero nunca un domingo. Mientras más tiempo te relaciones con el cliente, será mucho mejor, pues se acostumbrará a tu cronograma de facturación.
Haz lo mejor posible para estar organizado y utiliza estos consejos de gestión de facturas para que puedas mantener un flujo de caja consistente.Si quieres saber cómo un programa de facturación puede ayudarte a gestionar las facturas, no dudes en comunicarte con nosotros.

Otras noticias